25/7/13

Creación de páginas webs



Recientemente colaboré en el podcast Apple 5x1 compartiendo un poco de mi historia en el mundo de los blogs y páginas webs. Lo cierto es que echando la vista atrás las cosas han cambiado muchísimo, desde los tiempos en los que teníamos que trabajar cada aspecto de la web a los servicios que disfrutamos ahora como los de 1and1 en los que se ocupan de todo.


Las primeras webs. Cuando comencé en el mundo de las páginas webs mi proveedor de Internet era Wordonline, quienes además del acceso a Internet te daban una cuenta de correo y espacio en sus servidores. Gracias a este espacio podías tener acceso FTP y subir tu web, la pregunta era ¿cómo?. Recuerdo comenzar a estudiar Html y entusiasmarme con la posibilidad de tener una web accesible desde cualquier rincón del planeta.
Tras un tiempo estudiando el lenguaje de marcado, descubrí algunas herramientas muy sencillas para creación de páginas web, la primera era Frontpage, un editor html muy sencillo y WYSIWYG... aunque eso era relativo, la mayoría de las veces la página no se veía igual que en Frontpage, y era una pesadilla.
Aburrido y un poco desesperado de Frontpage por aquella época comencé a trabajar con software Libre y me lancé a probar una distibución de Linux tras otra, fue así como conocí Bluefish, otro editor html, pero con más posibilidades que Frontpage, y mucho más amigable, con todo había que tener algunos conocimientos básicos de htmls, buscar enlaces huérfanos (lo cual era una pesadilla). Por supuesto no se sacaba partido, pero durante años me sirvió para tener mi propia web y mi propio blog, versiones muy tempranas de lo que ahora es Vidas en red.


Hosting, dominios.... y precios abusivos. A nivel profesional he visto cómo las empresas se gastan un dinero exagerado en cosas tan sencillas como que alguien les cree una página web. He visto presupuestos de 3.000 Euros (y más) por webs sencillas, cuando los costes de dominio y alojamiento (hosting) bajan cada vez más de precio. Hoy en día tenemos todo tipo de soluciones, recientemente comenté cómo incluso puedes usar Dropbox para crear tu blog.


Para el usuario novel hablar de hosting y nombres de dominio, dominios redirigidos, subdominios, etc... es hablar de física cuántica. ¿Qué necesitas para tener una página web?. Lo primero es tu propia URL (dirección de internet) y aún mejor, tu propio dominio personalizado, por ejemplo www.miempresa.com. Esta será la dirección que darás a tus clientes o contactos. Pero eso es sólo una parte, falta el CONTENIDO de esa web, ¿incluirás fotos, vídeos, un mapa para que tus clientes sepan cómo llegar, una sección de contacto, un formulario de presupuestos, una web de bienvenida? todo eso ocupa espacio en un servidor, hablamos del alojamiento. Ahí es donde muchas empresas de alojamiento van a intentar venderte mucho más del que necesitas. Estos servicios suelen ser escalables, es decir, puedes contratar el más básico y a partir de ahí ir ampliando el servicio conforme tus necesidades van creciendo.


¿Por dónde empiezo?. Cuando he ayudado a amigos a crear webs lo primero que les pregunto es ¿qué es lo que quieres?, y aquí más vale ser concreto. Si lo que quieres es una web de presentación de tu tienda de artesanías, céntrate en eso, si es una asociación deportiva, o si es un blog donde cuentas tus viajes: céntrate. A menudo uno comienza con ideas muy ambiciosas que van quedando en nada. Recientemente salió la noticia de un alicantino que creó su propia web dedicada a los libros de ensayo y a compartir este tipo de contenidos, este es un claro ejemplo de tener ideas claras y dónde comenzar.
No sería mala idea centrar tu proyecto con un bosquejo en papel, donde definas cual es la web de bienvenida y el texto que quieres poner (si lo quieres así) y cuales las secciones de tu web.
¿Vas a actualizar tus contenidos con frecuencia?. Si estamos ante una web, o una asociación la gente visitará más a menudo tu página y le gustará ver contenidos nuevos, ¿cada cuanto tiempo vas a actualizar, cada semana, cada quince días?, se realista, se necesita constancia y buscar continuamente nuevas ideas.

Empieza ¡ahora!. No le des más vueltas, comienza YA a crear tu web, pocas aficiones encontrarás tan satisfactorias como esta y profesionalmente tan estimulantes.
<