24/4/15

Terror a las puertas del tren



Nadie está libre de cometer imprudencias, pero no es tan fácil grabarlas en el momento. Y mira que lo intento. Casi siempre estoy listo para grabar lo extraordinario, lo insólito, lo risible, o si llegara el caso: la prueba del delito. A decir verdad me encantaría poder grabar un vídeo que fuera realmente relevante ("A por churros" no entra en esa categoría, sin duda). Cuando termina el día la mayoría de mis grabaciones son como la de buena parte de las cámaras de seguridad: aburridas.

Pero ayer ocurrió algo sorprendente, o cuando menos, curioso.

Estaba pensando si subir un vídeo a la red de Eclipsea (red social de vídeos) cuando delante mío, unos pasajeros despistados no se dieron cuenta de que el tren cerraba sus puertas en la estación de la que se querían bajar. El drama estaba servido. Hubo varios dilemas morales: ¿ayudar? yo soy de los que piensa que grabar un vídeo mientras alguien se asfixia, sin hacer nada ES UN DELITO y es inmoral. Pero lo que estaba ocurriendo delante de mí era algo diferente, ya que no es del todo incorrecto forzar las puertas del tren, obligándole a que se detenga. Amigo: te aguantas y te bajas en la siguiente parada, no es que vayas a perder el vuelo de tu vida. Así que me quedé quietecito y grabé como esos señores le demostraban al mundo que si un tren cierra sus puertas, allí estaban ellos para abrirlas. Y la verdad, me quedó un vídeo la mar de curioso.

Lo de la marca de "agua" sé que es molesto, pero hace unos años Telecinco tomó un vídeo mío y lo puso en el Telediario, el vídeo en cuestión es de una tormenta enorme que cayó sobre Madrid, se oye mi voz narrando (como es habitual) el evento. Varios seguidores me escribieron para hacérmelo saber. Telecinco no respondió a mi correo. Lección aprendida.

Ok, sé que el vídeo no es más que una curiosidad, pero, algún día, ¡algún día!, algo extraordinario ocurrirá, un mutante cambiaformas modificará su aspecto para salvar a una ancianita de ser atropellada, o un OVNI se dejará ver por un polígono desolado de esos que visito, y ese día, amigos míos, Vidas en red podrá ofreceros algo que dará la vuelta al mundo.

Probando el BQ Aquaris E 4.5



Estos días estoy probando un teléfono que es una verdadera joya, el Aquaris E 4.5. Un equipo que funciona, ideal por su tamaño, si lo quieres usar como segundo teléfono (por ejemplo, si no quieres llevarte tu Phablet a una acampada o una ruta de senderismo). He estado probando estos días, y he quedado MUY satisfecho, Wifi: perfecto, GPS y brújula: perfecto (mejor que el Note 4).

En el apartado cámara de fotos me esperaba un BIRRIA y lo que me he encontrado es con un equipo que hace fotos y vídeos adecuados en condiciones normales de luz. La cámara de vídeo graba en 720p y como podéis, no se defiende nada mal. Ok, el estabilizador brilla por su ausencia (pero es una crueldad grabar vídeo mientras caminas). Por lo demás, la fluidez, apertura de aplicaciones, es sorprendente. Personalmente el modelo que más me llama la atención es el de 4 pulgadas, ideal como equipo secundario o como equipo para salidas, además, al tener dual SIM las posibilidades son mayores.

20/4/15

Conexión furtiva (micro relato).



Relato mobile. Aunque la conexión todavía no ha vuelto eso no le detiene. Baja al tercer piso con su tablet de gama baja. Allí puede captar una conexión decente. Baja feeds, unos quince podcast y descarga varios vídeos de YouTube. Hace lo mismo con los correos y con la mensajería instantánea. Con la tablet repleta de contenidos sube hasta su casa. Una vez allí la pone a cargar porque queda un 13%. La tablet hace lo que puede. 
Abre ES File Explorer y pone a compartir toda esa riqueza de contenidos. Se sienta en su sofá a disfrutarla desde su movil LG de gama media-alta quien se conecta a la modesta tablet servidor y así pasa las dos siguientes horas muy entretenido.