27/9/18

Concurrencia y computación en la Nube

Hemos pasado de la “informática personal” al Big data y al Cloud computing. ¿Somos conscientes de eso?. No estoy totalmente seguro. Para algunos estos son los tiempos que temían, sus peores pesadillas hechas realidad. Grandes corporaciones controlando sus datos, sus ficheros, sus fotos y sus secretos. Es decir, lo de siempre.

Por otro lado son los tiempos en los que perder valiosa información debido a un formateo de emergencia son cosa del pasado. Porque claro, es imposible que perdamos nuestros datos, es absolutamente imposible, citando al capitán del Titanic.

Sin embargo a mí la Ciencia ficción me inquieta, porque los profetas de la CF llevan tiempo hablando de una época post cataclismo de datos. Aparece en la peli de Blade runner (en la nueva) y en los comics de Private eye. Un cataclismo que supuso la pérdida de todos nuestros datos, álbumes familiares, documentos, todo. ¿Da miedito verdad?. Ok. Otra opción es hacer una copia de seguridad, en tu disco duro, en un pendrive, ¡lo que prefieras!. Porque claro, estos sistemas son invulnerables, ¡podríamos decir que son eternos!. Silencio incómodo. No, no lo son.

Si nos ponemos en plan cuñado dramático NADA es invulnerable, lo mejor son sistemas concurrentes. Es decir, no poner todos los huevos en la misma cesta. O por decirlo de otra manera, hacer más de una copia de seguridad en lugares diferentes, nubes, discos duros, pendrives, papel, tablas de arcilla…

En mi caso uso un tipo mixto de copias. En lo que se refiere a copias en la Nube uso Google y Microsoft. Tengo una cuenta bastante holgada con Google Drive, quien además dispone de una opción de copia de seguridad para respaldar tu equipo en la nube de Google. Pero lo que más uso es la Onedrive, la Nube de Microsoft, por varias razones:

Porque es un servicio por el que pago. Y me fío más al ser un servicio de pago, no uno gratuito, ya conocemos la manía de Google de quitar productos sin avisar.
El sistema no está basado en las carpetas de mi PC de turno, sino en el sistema de carpetas de Onedrive. Es decir, tengo carpetas por cada tema, desde asuntos de trabajo, a carpetas personales, los vídeos que subo a Youtube, o los audios de mis podcast, los relatos y artículos que escribo, las fotos de familia. Todo categorizado. No necesito toda esa información en mi PC, pero ciertas carpetas sí que las necesito en mi PC y quiero que se sincronicen.
El sistema está limitado a 1 Tb. Pero es suficiente para documentos y archivos. De momento llevo unos 336 Gb ocupados de un total de 1,04 Tb (me dieron almacenamiento promocional).
Onedrive ofrece buenas aplicaciones de sincronización con los NAS y con PC. Dispongo de dos NAS y tengo un PC que hace de servidor de copias de seguridad, un PC Medion muy económico que funciona de maravilla. Así que tengo copia de todo Onedrive en tres lugares diferentes. Además de un disco duro externo.
Cambiar de PC no es un trauma. Una molestia por las aplicaciones que uso, pero estas también están guardadas en Onedrive, por lo que me descargo los ficheros de instalación en una carpeta llamada “Programas”. Todo está al alcance de un click. Se acabó eso de tener un archivador con DVD´s lleno de software, la mitad del cual no servía para nada.
Soy una persona multidispositivo. Mi equipo principal es un MacMini, en casa tengo un Windows 10, y conmigo suele ir un iPad pro. En todos ellos tengo Onedrive, pero incluso si alguien me llama de la oficina y me pide algún documento, desde mi teléfono accedo a Onedrive y le mando una copia ya que todo lo digitalizo.

Alguno podría preguntar: ¿y por qué no haces del NAS el centro de almacenamiento de datos de todo lo que tienes?. Es una buena pregunta, a favor tiene que soy yo el dueño del alojamiento, que todos mis datos están accesibles vía navegador y vía apps, ya que existen apps tanto para escritorio como para smartphone o tablet. Y funcionan muy bien. Pero hay dos factores decisivos: el primero es la concurrencia, la nube me da ese nivel de concurrencia adicional, el otro es que en el caso de Onedrive me ofrecen software de oficina, la suite Microsoft Office, que incluso funciona en Android y iOS. Y lo hace muy bien. Es más, puedo tener a 5 usuarios, cada uno con 1 Tb de almacenamiento, así que comparto la cuenta con otras personas de modo que economizo gastos. Llevo unos tres (o cuatro) años como cliente y estoy muy satisfecho, sólo espero que aumenten de 1 Tb a 2 Tb en breve. No creo que sea tan descabellado porque al principio ofrecían almacenamiento ilimitado, y claro, la gente comenzó a abusar del mismo.

Una persona acumula a lo largo de su vida una amplísima huella documental. En estos tiempos esta huella no ocupa espacio físico, no hay gruesos álbumes de fotos, diarios, o incluso libros (tengo mi Biblioteca Calibre también en la Nube y en mis discos duros). Si un equipo de producción se estropea no se pierden semanas de trabajo, ni tan siquiera horas, porque todo ya está respaldado.

Este sistema lo acabo de montar en el equipo de un buen y admirado amigo. Una persona que pertenece al campo de la erudición, escritor, periodista, conferenciante. Ha tenido dos crisis informáticas en su vida. En las dos perdió datos. Recientemente ha tenido una y… aunque en su momento le di un disco duro externo, no llegó a hacer copias de seguridad. No todo el mundo tiene esa mentalidad, sobre todo si su mentalidad está reñida con la informática. Así que le he montado los dos sistemas de copia de seguridad en sus equipos, la de Google (con la opción Backup&Sync) y la de Onedrive que, mira tú por donde además de sincronizar Onedrive también tiene una opción de copia de seguridad de Escritorio y carpeta de documentos. Perfecto. Para mí es un alivio que mi amigo no tenga que volver a sufrir por la pérdida de datos. Y creedme, ha perdido muchos datos, menos mal que tiene una cuenta de correo de Gmail. Le he comprado un segundo portátil, otro Lenovo, i5 con 4 Gb de RAM, por unos 150 Euros, de segunda mano, obviamente. De esa manera si le falla su equipo, que está bastante castigado, tenga otro plenamente operativo y con sus archivos sincronizados. Él no sabrá lo que está ocurriendo, ni que hay aplicaciones funcionando en segundo plano, copiando de manera laboriosa todo. pero al menos dormirá más tranquilo.

Quizás te interese:

¿Buscas un NAS a buen precio? sin duda te recomiendo este modelo, un Synology DS261SE por muy poco dinero.

Y qué mejor que un buen disco duro interno de 2 Tb de la marca Western Digital.

19/9/18

Hablando de conspiraciones con James Wallestein

Conducción de trabajo, el tráfico de Madrid

No es la primera vez. En el mes de Julio salí a la instalación que ya os comenté en vídeo. Fue un trayecto sencillo en un momento del año en el que no hay nada de tráfico. Ayer las condiciones se endurecieron, tráfico intenso, y lluvia. No sé cómo funciona en otros países, pero en España cuando empieza a llover comienzan a aullar las ambulancias, porque se producen colisiones.

Si hubiera ido en transporte público hubiera tardado algo más. Bastante más. No había atasco, pero sí mucha densidad de tráfico, soy un conductor novel y una persona precavida, me gusta mantener la distancia de seguridad y me enfada que alguien se "pegue" a otro vehículo (porque tiene prisa, o porque sencillamente es así de insensato).

Cuando todo el mundo circula enloquecido, a una velocidad imprudente, y para mí imprudente es que si surge un imprevisto, o el de delante frena bruscamente no puedas reaccionar y provocar un accidente. Ese movimiento de coches ansiosos por llegar a su destino provoca un contagio de ansiedad en otros, todos quieren llegar los primeros. Aun así hay que mantener la calma, ignorar al mentecato que se te pega detrás y mantener la distancia con el que está delante. Y si empieza a llover encender las luces de corto alcance o cruce y bajar la velocidad. Eso te lo enseñan en la Autoescuela y es de sentido común.

Hay otro factor. Madrid es una gran ciudad y necesitas un GPS. No sé si sería capaz de conducir sin GPS. Sería capaz, pero sería muy complicado porque implica memorizar la ruta. La aplicación de navegación por turnos (ese es el nombre exacto) es útil, pero hay que tener cuidado con desviar la vista de la carretera. Valoro mucho las instrucciones verbales, son incluso más precisas que las visuales, por ejemplo: "tome la salida más adelante, luego, manténgase a la izquierda". Google Maps ha mejorado bastante y encima te hace un cálculo predictivo de ruta teniendo en cuenta el tráfico, algo MUY de valorar.

Hay otro buen consejo que me dieron: fíjate en los letreros. Como Geek le doy mucha importancia a la pantalla, pero al final la señalización es más importante. Ayer, de vuelta de mi reunión entré en los túneles de la M-30. Se trata de una extensa red de túneles subterráneos en los que pierdes la señal de GPS. Consejo: memoriza las salidas y zonas de Madrid, observa una panorámica de la ruta trazada y recuérdala, porque una vez que entres en el túnel te has quedado sin Google Maps (y sucedáneos). Afortunadamente tenía una idea de las salidas a tomar, y fueron varios kilómetros circulando por esos túneles.

Obviamente cada coche es un mundo. Una de las cosas que he notado de mi coche (un Dacia Sandero):

1. La segunda marcha es muy corta, incluso para ir a cincuenta el motor pide la tercera. Mi coche de la autoescuela es así.
2. En situaciones de grandes pendientes puedes sentir la tentación de revolucionar de más el coche, es más, si no te das cuenta las revoluciones suben muchísimo. Vigila el contador de revoluciones para no pasarte de la raya, el motor no necesita tantas. Eso mismo también funciona para la marcha atrás.
3. Cuidado con poner cosas en el asiento del acompañante, un sensor podría pensar que hay alguien sentado y que no lleva puesto el cinturón, por lo que sonará un pitido de alarma muy molesto.
4. Estoy muy contento con el coche. Sé que no tiene tanta electrónica ni extras, pero tiene lo que necesito y más que necesito. La semana pasada lo llevé a la revisión y me informé por las revisiones periódicas y las cosas que comprueban. Al no tener tanto chisme a parte de filtros, bujías, aceite... no hay muchas cosas susceptibles de averiarse, ni sensores, ni electrónica. Tiene elevalunas delanteros, la puerta del depósito de combustible se abre con llave: manual. Y sigue.

16/9/18

Wible, el #carsharing premium de Madrid



Pruebo Wible, el servicio de compartición de coches premium de Madrid, quien pone a disposición de sus clientes los increíbles híbridos enchufables Kia Niro.