19/8/13

Las bibliotecas de mi vida

Como buen lector, las bibliotecas han tenido un papel fundamental en mi vida.

La primera biblioteca que visité fue en México D.F, en un club al que íbamos los españoles. En aquellos tiempos no era aficionado a leer, así que les pedía los cómics que tenían y pasaba el tiempo leyendo viejos tebeos de Superman y de Archie (nada famoso en España, pero sí por esas tierras).

Mi siguiente biblioteca fue la del colegio Tabladilla. No había muchos ejemplares, pero en una vitrina tenían una colección de libros juveniles de ciencia ficción de una familia y sus viajes por distintos planetas. No era gran cosa, pero me los leí todos. La biblioteca era para mí un refugio de los matones (más adelante leí "La historia interminable" con Bastian refugiándose de los matones en una librería, y me sentí muy identificado).  El bibliotecario era un estudiante que prefería estar en otro lugar, y le molestaba tener que abrirme la vitrina.

Pero la biblioteca de verdad vino después, fue además uno de los mejores regalos que me han hecho un carnet de socio de la biblioteca Alfonso XII (¿o Alfonso XIII? la memoria me falla). Sentir ese carnet en las manos, y la posibilidad de sacar cualquier libro, era algo excitante.

Allá por finales de los ochenta tenías que ir a unos enormes archivadores donde de manera alfabética buscabas entre miles de fichas el libro que buscabas. ¡Eran otros tiempos!.

Dependiendo de mi economía iba a la biblioteca buscando qué leer.

Y así llegamos a mi biblioteca actual, una que está cerca de mi trabajo. Allí he encontrado rarezas como la novela que inspiró una de mis películas favoritas: "La delgada línea roja", o algunas novelas pulp que nunca pensé que encontraría. También una atrocidad de libro escrito por Bill Gates, y algún hallazgo que otro más.

Espero que no desaparezcan las bibliotecas. Tal como está el asunto con las sociedades de autores, con sus impuestos revolucionarios que emplean para comprar inmuebles y poner sueldos inmensos a sus consejeros veo cada vez más fácil que un día, entre la crisis y los ladrones terminen desapareciendo.

2 comentarios:

  1. Genial post. Cuando leí lo de las novelas pulp recordé lo mucho que me gustaban y atesoraba unas de ciencia ficción muy pequeñas que perfectamente podías llevar en un bolsillo. Recuerdo que también las habían de vaqueros y que me pase una poca muy entretenida de mi vida leyendo varias de esas, entre los 13 a 15 años. No se si has oído hablar de las novelas rollo ciberpunk publicadas por tio llamado Kevin milne (que creo que es un especialista en seguridad informática, un hacker de los buenos) Las novelas, según tengo entendido, fueron íntegramente escritas en su sharp Zaurus! la trama va de las conspiraciones que envuelven a un tio que tiene un software en su (como no) sharp zaurus, capaz de hackear cualquier ordenador del mundo. llevo un par de paginas y pinta muy bien. La unica pega es que estan solo en ingles (aunque bastante sencillo de leer) La novela se llama z4ck y creo que hasta tiene una segunda parte. Los pdf deben andar por la red ya que en un principio el tio las distribuyo libremente.

    Un saludo converso!
    cambio y fuera!

    ResponderEliminar
  2. Me dejas sin habla. No sé cómo darte las gracias por compartir ese autor, creo que a partir de ahora no pararé hasta descargar esos libros, ¡mil gracias hermano!.

    ResponderEliminar

Tolerancia cero con las faltas de respeto, palabras malsonantes y comentarios denigrantes sobre la sublime saga de Stars Wars..