17/3/11

¡Tokyo se hunde!, ¡el mundo se acaba!, la manipulación de los medios

Hace tiempo que llevo mi particular cruzada contra los medios (especialmente TV), fué así que escribí un post bastante comentado con el título: "Los medios quieren que te vuelvas idiota".

Con el asunto de Japón de manera especialmente hiriente los medios compiten entre sí mismos por ver quien da una versión más terrible de lo que ya de por sí es una tragedia. Pero no es suficiente con lo que ha pasado ¡hay que exagerarlo!. Pero mira por donde, por ironías de la vida con los nipones han topado. Imperturbables, la vida en el imperio del sol naciente continúa, las carreteras son reparadas en pocas horas, las tiendas están abastecidas, la gente va a trabajar pero.... ¿y lo que cuentan los medios?. Como diría Robert de Niro en esa genial película "Cortinas de humo": "¡da igual si es verdad o mentira!, lo ha dicho la TV!".

La manipulación es tan grotesca que aquellos que seguimos a gente como @zordor en Twitter y en su blog nos damos cuenta de la elasticidad con la que los medios manejan la realidad. Un usuario de Twitter, @rigomm comenta: "Un japonés en la calle dice "No lo hagas por favor" (lo estaban grabando) Y en la TV lo traducen como : "Aquí estaba mi casa...!" HCF!". Me recuerda a aquella reportera de España directo que aleccionaba a una familia afectada por el desbordamiento de un río a que al entrar en su casa se llevaran las manos a la cabeza y dijeran "¡Ay Dios mío, ay Dios mío!", solo que los micrófonos captaron la farsa (tranquis, los de A3 quitaron el vídeo).

Pensad por un momento en el problema que eso supone para los extranjeros que residen en Japón, mientras ellos siguen adelante con sus vidas y se sobreponen al susto que tiene que ser vivir un terremoto como el de la semana pasada, sus familias en España ven Telecinco. No digo más.

Os dejo este vídeo y si queréis meneadlo, porque vale la pena.



Y como colofón os pongo una conversación entre una española residente en Japón y un así llamado periodista: leed la conversación y alucinad.

4 comentarios:

  1. No puedo más que coincidir y añadir lo siguiente, de los 11 principios de un tal Joseph Goebbels:
    4º Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
    5º Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.
    6º Principio de orquestación. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.
    7º Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones
    8º Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
    9º Principio de la silenciación. Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
    10º Principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
    11º Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

    Suena familiar, ¿verdad?
    ¿No es curioso que prácticamente todos los medios de comunicación, excepto Internet claro, beban y practiquen los principios de la propaganda Nazi?

    ResponderEliminar
  2. Una vergüenza de medios de ¿comunicación? es lo que tenemos.
    Cuando nadie los vea y se hundan entonces pedirán un rescate al gobierno, y lo pagaremos nosotros. Pobrecitos.

    ResponderEliminar
  3. centurion10:07 p. m.

    La solucion para mi esta clara. Dejar de lado los medios de comunicacion masivos que no paran de mentir y exagerar y encender el ordenador en Twitter/facebook/skype/mail/web informarme con la gente que esta alli en persona dando informacion al minuto de lo que pasa en la calle y con mas credibilidad que el preportero mas reputado.
    Cada vez veo menos tele, se les acaba el chollo.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que si que hay mucha manipulación en todo esto!

    ResponderEliminar

Tolerancia cero con las faltas de respeto, palabras malsonantes y comentarios denigrantes sobre la sublime saga de Stars Wars..