17/7/08

Gran Vía 28, la historia que no sale en la prensa


Lo que voy a contar es REAL. Ocurrió hoy Jueves 17 de Julio de 2.008. En pleno furor Iphone 3G.

Esta mañana, hablando con mi jefe me comentó que se iba a acercar a la calle Gran Vía 28, ya que se supone que allí sí que tienen unidades. Él es cliente (y muy fiel) de Telefónica, tiene el trío, y un par de líneas, de hecho su consumo es tan elevado que siempre saca algunos móviles con los puntos.

Pues bien, se presentó en la tienda de Telefónica a las 10 de la mañana y me llamó por teléfono. Estaba asombrado de la cantidad de personas que ya había esperando. Pero bueno, ya que estaba allí se decidió a esperar. La cola avanzaba, aunque muy lentamente. Como las horas pasaban, los que esperaban fueron intercambiando sus historias, y se guardaban el turno para ir al baño o a tomar un café.

Y el tiempo siguió pasando.

No sé si habéis estado en Gran Vía en mes de Julio, el sol da de lleno y no hay una bendita sombra. Tampoco Telefónica mostró ninguna consideración con los clientes. La gente se ponía nerviosa. Alrededor de las doce algo pasó. Sencillamente la cola no avanzaba. Al parecer había un problema informático y no podían atender a más personas.

Alguien de Telefónica salió y la gente empezó a preguntarle (y a quejarse), la respuesta del dependiente fué:

-Nadie les obliga a ustedes a hacer cola.

Toma ya.

Una chica empezó a sentir los efectos del calor, la deshidratación, y empeoraba por momentos. Mi jefe la animó a que se fuera a su casa, no valía la pena sentirse mal (y empeorar). Una mujer decidió faltar al trabajo por seguir en la cola. Un señor hizo que su esposa se llevara al hijo al trabajo para seguir esperando. Una madre, acompañando a su hijo menor de edad, adolescente, estaba desesperada de aguantar ahí de pie.

La cola seguía sin avanzar.

A las 13 horas mi jefe ya estaba en la puerta. Pero volvían a producirse los parones. Alguien de Telefónica, presionado por las preguntas les dijo que había como cincuenta personas dentro esperando ser atendidazs. 50 personas. A las 14 horas mi jefe, harto de esperar, decidió que ya había aguantado suficiente y se marchó. Cuando llegó esta tarde a la oficina parecía que venía de la piscina, estaba moreno, la nariz algo roja del sol.

Es vergonzoso que Telefonica desprecie de esa manera a sus clientes (actuales y futuros). Es vergonzoso que personas en listas de espera queden relegadas a un segundo plano porque al parecer Telefónica da preferencia a las nuevas altas. Pero aún más lamentable es que una persona no vaya a trabajar por tener el Iphone. O que un jóven haga que su madre espere horas de sol de pie.

No estoy condenando a los que tienen Iphones, os lo dice el tío más geek de las blogosfera, me apasiona la tecnología, tengo un N95 de 8 Gb que esperé pacientemente (y que Vodafone me regaló en puntos), esperé con mucha impaciencia un EeePC y lo pedí a Taiwan. Etc... me parece estupendo que la gente le mole el Iphone, o el fútbol, o Linux, o lo que les dé la gana. Lo que no es normal es que sientan tal necesidad que pongan por delante el trabajo, la familia o la salud.

Por cierto, aprovecho para felicitar a Jaaziel, quien consiguió su Iphone con más facilidad que nadie. Sencillamente entró en una tienda de Madrid "por si acaso", y salió de la tienda con su smarphone. Así sí que mola tener un Iphone.

Para leer más...

Samsung Omnia i900 y ríete del Iphone
. Desde el Blog de Javima.
La compra de un Iphone 3G en la cola, contada al detalle. Desde SomosMac.
El interesantísimo análisis que hacen en Goponygo del Iphone 3G. Es de lo mejor que he leído en plan análisis del Iphone.

5 comentarios:

  1. Como en la canción pero al revés: estamos locos y no sabemos lo que queremos. Una propuesta: deberían entretener a los esperantes con pantallas gigantes con el anuncio clásico de Apple de 1984 (cómo cambian las cosas), con la película de Mel Gibson "Conspiración" y la otra de ese cómico nefasto al que le crean una vida artificial en un estudio de TV. Esto tiene un concepto alienación, al final todos tenemos un afán y algunos conciudadanos han decidido que sea el iFon.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Viva timo!! y su prepotencia y sobre todo los que la aguantan al grito de... "mas vale lo malo conocido, que lo bueno por conocer...", ¡¡duro con el masoquismo!!, con todos mis respetos, alla cada cual con su película.

    ResponderEliminar
  3. centurion11:08 p. m.

    En mi pueblo hay un bar donde la cola en verano para pillar mesa da la vuelta a la manzana, horas esperando...solo hay que andar unos cientos de metros para encontrar bares con el mismo buen "pescaito" pero sin tanto agobio e incluso mas barato.
    Alla cada cual con su tiempo su dinero y el trato que este dispuesto a aguantar por la novedad pero esto no es mas que el querer ir a la moda cueste lo que cueste.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que está siendo un bochorno generalizado, hubiera costado muy poco dotar al resto de distribuidores con más unidadades y no habría tanta saturación en Gran Vía, pero claro, da mucha publicidad que la gente haga cola por algo.

    Además está el tema de los distribuidores y grandes cadenas que no han tenido un solo iphone, me parece un gran desprecio.

    Yo tuve mucha suerte y después de pasar por gran vía y ver las colas en el siguiente sitio que pregunté me apuntaron y la misma tarde me llamaron, si no no hubiera esperado esas colas ni loco.

    Como siempre agradecerte la reseña :)

    ResponderEliminar
  5. no suelo estar deacuerdo con lo que hace/dice telefónica pero esta vez tengo que darles la razón. Nadie les obliga a estar horas en una cola por un teléfono (porque el iPhone, pese a quien le pese, es un teléfono) qué tienen calor, qué tienen sed, qué son muchas horas, la solución es muy sencilla vuelve a tu casa o a tu trabajo y compra el Iphone dentro de un mes o dos.

    ResponderEliminar

Tolerancia cero con las faltas de respeto, palabras malsonantes y comentarios denigrantes sobre la sublime saga de Stars Wars..